Llenar una mochila es fácil, hacerlo bien es algo más complicado. Cualquier peso y volumen es soportable al inicio de la marcha, pero pasadas unas horas puede ser un suplicio. La clave para pasarlo bien es una buena mochila de Trekking en la que llevamos sólo lo adecuado en función de la actividad que haremos. Si dudas entre una mochila y otra más pequeña, lleva la más pequeña, eso te obligará a elegir mejor lo que llevar en la mochila de Trekking.
Las cosas de buena calidad suelen ser además de menor peso y volumen, de mayor precio, pero es mejor ir comprando de a poco cosas buenas, porque su tecnicidad y durabilidad siempre compensan el valor.

A la hora de decidir qué llevar en la mochila de Trekking hay que tener en cuenta la época del año, las condiciones meteorológicas, la duración de la actividad y si podremos encontrar agua en nuestro camino.
Aquí se relaciona lo que considero necesario y no falta en mi lista, para evitar olvidos yo recomiendo hacer un listado básico, por ejemplo poner “agua” y luego en función de la actividad llevaremos botella o set de hidratación o ambas cosas. Si salimos de casa en una mañana soleada, es fácil que nos olvidemos el impermeable o cortavientos, pero en la montaña las cosas pueden cambiar radicalmente y lo lamentaremos si nos toca un fuerte viento o aguacero.

En una mochila de Trekking, para una larga jornada de actividad a pie, lejos de poblaciones, no debería faltar:

  • Agua
  • Comida
  • Bloquedaor solar
  • Lentes de sol (nos protegen del sol y del viento)
  • Botiquín ligero
  • Manta de supervivencia
  • Corta pluma o cuchilla pequeña (mejor si es multiusos)
  • Linterna frontal (pilas cargadas). Las jornadas a veces se alargan y es útil tanto para iluminar como para hacer señales.
  • Sombrero o gorro. Nos protegen del sol, del frío y del viento. La cabeza es muy sensible a las temperaturas extremas y a los cambios.
  • Buff de cuello. Además del cuello suele acabar cubriendo la boca, nariz y orejas cuando las condiciones empeoran.
  • Prenda impermeable. ¡Imprescindible
  • Prenda térmica
  • Bolsa plástica (para la basura). Siempre hay que traerse los desperdicios
  • Documentación y dinero.
  • Mapa y brújula. Es bueno tener unas nociones mínimas de orientación.

Para rematar no sólo es importante saber qué llevar en la mochila de Trekking, también debes repartir bien la carga en la mochila y una vez sobre la espalda ajustarla correctamente, pero eso será explicado en otra ocasión.
¡Que tengas una buena salida!

Gerald Gatica